20 mayo, 2016

10 preguntas que te ayudarán a hacerlo mejor a la próxima

19063113_sUna de las herramientas que más te ayudará en tu labor como profe va a ser la de revisar lo que haces constantemente. Si haces una clase, valora cómo ha ido. Sin excusas. No justifiques lo que ha pasado con nada que no tenga que ver contigo. Si pones excusas estás dejando la responsabilidad de que la próxima clase funcione en manos de las circunstancias y, si sistemáticamente buscas responsabilidades fuera de lo que tú puedes hacer, tienes un problema, ya que las circunstancias, por definición, no las vas a poder controlar.

A lo largo de los años en el mundo de la enseñanza he escuchado comentarios de todo tipo para justificar que una clase había ido mal. “Como se nota que hoy está lloviendo”. Hasta esa me he encontrado. Lo curioso del caso es que decir cosas así ya nos permite justificar que no tenemos ninguna responsabilidad sobre el resultado final de lo que haya ocurrido en un juego del que nosotros tenemos todas las cartas de la partida.

Para autoevaluarse hace falta algo. Las preguntas correctas. Aunque no sepas las respuestas, lo más importante son las preguntas sin ninguna duda. En mi trabajo como coach tanto personal como corporativo he aprendido que la clave siempre está en lo que les pregunto a mis clientes. Así que ahora lo que voy a hacer es sugerirte diez preguntas que puedes hacerte cuando acabe un curso, un trimestre o incluso un tema. Si las preguntas son las correctas y te tomas en serio lo de dar las respuestas precisas sin excusas, verás cómo eso te lleva a una acción distinta para el próximo curso, trimestre o tema. Así empiezan a cambiar las cosas: cambiándolas.

Un último consejo antes de pasar a las preguntas, no intentes cambiarlo todo de golpe. Elige algo, concreto, fácil y que pienses que producirá cambios significativos. Si quieres hacer una revolución vas a necesitar mucho esfuerzo y puede ocurrir que te olvides de lo que haces bien. Así que antes de empezar a leer las preguntas te recomiendo que prepares una lista de tus cinco puntos fuertes. Cuando acabes de leer las preguntas, relee esa lista. En ella encontrarás la seguridad de que puedes plantearte lo que quieras cambiar.

  1. ¿Qué objetivos te marcaste al empezar?
  2. ¿Cuáles de esos objetivos se han cumplido?
  3. ¿Qué has hecho para que se cumplieran?
  4. ¿Qué ha ocurrido con los que no se han cumplido?
  5. ¿Qué vas a hacer para que a la próxima se cumplan?
  6. De todo lo que has hecho, ¿qué no ha dado resultados?
  7. De todo lo que has hecho, ¿qué ha dado buenos resultados?
  8. ¿Qué vas a cambiar a partir de las dos preguntas anteriores?
  9. ¿Cuáles son las tres posibles soluciones al problema principal que hayas tenido?
  10. ¿Cuál es la que vas a empezar a probar?

Recuerda que el experto mundial en ti mismo eres tú, así que las respuestas son tuyas.

 

Jaume Josa, mayo de 2016

laescuelacoach

Recursos para profes que buscan formación práctica, útil y divertida

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: